viernes, 28 de octubre de 2016

La forja de un líder de masas



Mis males empeoran; aparte de haber descubierto que soy bipolar y bajito, me acucia la preocupación por una percepción más que inquietante en los últimos días.
He aprendido, y muchos saben que es así, que nada es tan fácil como parece; pero decididamente lo que voy a compartir con Uds., creo que me adentra en los laberintos insondables de la paranoia.
Reconozco que el partido de Felipe González ha sido siempre muy grosero en sus cambios de rumbo, y pareciera que el último, por sus características, no hacía más que confirmar que su “strip tease” ideológico llegaba al momento culminante. Muchos decían saber lo que había debajo del mini-tanga que se aprestaba a dejar caer (yo entre ellos) ante los aplausos de la primera fila; pero recordad, nada es tan sencillo.
¿Y qué si los grandes estrategas se han disparado en el pie, la rodilla y el cerebro, pensando en resucitar como hombre biónico?
No puede ser tan fácil que hasta yo lo entienda; me digo, y mientras veo que Luis, el conserje de mi edificio, canturrea mientras poda los rosales o barre, me pregunto si no será una clave que usa para relatar mis movimientos en un walkie talkie escondido en su mono de trabajo. ¡Siempre está canturreando cuando yo paso!
¿Y si el hombre biónico es Pedro Sánchez?; ¿y si la gestora es un puñado de sacrificados progresistas dispuestos a inmolarse, y en un golpe maestro se dejan humillar por el héroe y vamos a terceras elecciones con un candidato que votarían todas las señoras que se han hecho fotos con él y todos los crédulos de este país?
¡Mayoría absoluta!

Miro por la ventana y veo a Luis fumándose un cigarro, voy a aprovechar para salir rápidamente del edificio, a ver si es capaz de fumar y cantar.

domingo, 23 de octubre de 2016

Los Once del Prostíbulo



1986: OTAN, de entrada NO

2016: ABSTENCIÓN, de entrada NO

Mi compadre, Lúzbel Guerrero, me asegura que está convencido de que el Comité Federal del P_ _ E, incapaz de conseguir que la totalidad de los compromisarios avalen la abstención para que el Partido Popular siga gobernando, apelarán a la "Doctrina Tamayo-Sáez", esa que en 2003 permitió a Esperanza Aguirre hacerse con la Comunidad de Madrid (que no han abandonado desde entonces); me ha convencido.
Los treinta años que separan las mayorías (y esperanzas) absolutas del partido de Felipe González y la pérdida masiva de apoyos en las tres últimas elecciones, han estado trufadas de actitudes políticas contestadas en las urnas tras el hartazgo y la desesperanza de gran parte de sus simpatizantes y militantes. Achacar a Pedro Sánchez la última hemorragia de votos, es una mentira interesada que al parecer no se han tragado más que una parte ínfima de su electorado.
Una película de 1967: Los doce del patíbulo (The dirty dozen en Inglés) narraba la gesta de doce presidiarios condenados a muerte, llevando a cabo una misión suicida de gran importancia estratégica para los aliados en la Segunda Guerra Mundial. Las coincidencias del resumen del film con la misión de los golpistas del partido de Felipe González Márquez (porque ha quedado claro que es suyo), se me hacen lo suficientemente evidentes como para que el título de esta entrada, en el día en que se decide la suerte de los aliados: PP, C's y PSOE, en contra de la izquierda, y los damnificados no sea ningún otro.
Preguntaba Lúzbel en un comentario en El Diario.es: ¿Quiénes serán Los once del Prostíbulo?

No es lo mismo ocho que ochenta; pero en este caso, da igual que sean once o ciento once.  Mucho me temo que a partir de ahora, mucha de la gente que votará al Partido Español, por razones clientelares o de pereza intelectual, lo oculte a sus allegados al igual que mucha gente que vota al P.P. lo hace en las encuestas.

lunes, 10 de octubre de 2016

Autofagia


Debutamos en el mundo con nuestro primer ejercicio de autofagia; pasamos del menú-maná placentario, a un ínterin en el que nuestro cuerpo se ve obligado a alimentarse de sí mismo mientras llega el pecho tibio y salvador.
Ocasionalmente, y dependiendo de la fortuna que nos haya hecho nacer en tal o cual circunstancia o lugar, seguiremos, inconscientemente, echando mano de este recurso natural.
Los sitios a plazas, los pogromos, las hambrunas y algunas gestiones gubernamentales, forzaron, a través de la historia, a pueblos enteros a esta tragedia que alimenta al cerebro con sus propias carnes hasta la extenuación y la muerte por el agotamiento de toda posible reserva.
También en el frondoso mundo de las metáforas, tiene lugar esta estrategia última para quedarse un poco más, aún sin saber para qué.
Venimos asistiendo a un chocante auto-canibalismo, en las filas de un partido político que gestionó la esperanza de un país durante décadas; mareando la perdiz con sus bazas más progresistas, administró aquella esperanza con el mismo atolondramiento que un calavera, funde la fortuna familiar. Es lo que tiene obedecer a los intereses que se dice combatir, que se termina defraudando hasta a los últimos crédulos.
El Partido __ _­_ Español, ha quemado su última nave confiando en que el clientelismo, la ignorancia, y la terca voluntad de quienes no quieren pensar porque ya pensaron en los 80's, perdonará sus pecados como antaño.
Creo que no han hecho una buena lectura; el país, ha cambiado, aunque el abc de la política, las razones y el mundo, sean los mismos. Ya no hay sólo chicha o limonada; susto o muerte o tómalo o déjalo. Es cuestión de nosotros decidir si habrá de darse una oportunidad a quienes nunca han gobernado y precisamente son denostados por los cómplices del neoliberalismo que impone a nuestros jóvenes la disyuntiva: emigración o autofagia.