jueves, 11 de noviembre de 2010

El as en la manga de Pierre Nodoyuna

Ayer, ante un requerimiento de un parlamentario catalán, Joan Ridao, acerca de "la mantenida de lujo" que representa La Iglesia Católica para la España aconfesional, el Presidente del gobierno admitió que el cambio del statu quo (que le cuesta 6000 millones de Euros a los contribuyentes), "es conveniente , pero no urgente.
Estoy de acuerdo con él, no es urgente porque si bien venía incluido en su programa electoral, hay en este momento problemas más acuciantes que afrontar.
El balance positivo de la segunda presidencia de Pierre Nodoyuna es muy magro; un ejercicio de voluntarismo extremo es necesario para encontrar medidas que pudieran entrar en la zona del "Haber" de su gestión . La degradación de los logros del pasado, ha explotado bajo los pies de los votantes de izquierdas que aún creen que el PSOE es la esperanza de los trabajadores; las medidas económicas, tras una absurda negación de la crisis, son la antítesis de cualquier postura progresista.
Arropado por una epidemia de recortes en los países de nuestro entorno, el Sr. Zapatero ha dado rienda suelta a una orgía de decisiones impopulares, que son incapaces de contrapesar los pequeñísimos cambios en cuestiones venéreas de orden menor.
Volviendo a la ley de libertad religiosa; me atrevo a vaticinar, que el "consenso social y político" al que apela el futuro ex presidente para no haber acometido la reforma, no llegará nunca, y rizando el rizo de las predicciones (es gratis), auguro que su propuesta es la única carta que le queda para poder recuperar una gran parte del apoyo perdido entre la ciudadanía no creyente en una hipotética presencia como candidato en las próximas elecciones. Seguro que se lo está pensando.

viernes, 5 de noviembre de 2010

El chocolate del loro

El PSOE se ha especializado en una política de gastronomía ornitológica, dedicada a mantener a los administrados hablando de cosas sin mayor proyección, mientras se hurta el debate de los temas que realmente importan.
La duplicación de géneros por ejemplo (¿recordáis los miembros y las miembras?), malgasta un tiempo precioso en cualquier discurso, con lo que a lo largo de un año, podría dedicarse un día entero para hablar de las pensiones, los salarios y el ultraje que significa que se apoye a los bancos que generaron la crisis y no a quienes la sufren realmente.

Por una vez, y sin que sirva de precedente, estoy de acuerdo con alguien del PP, la señora Rudy. La instauración del orden alfabético para los apellidos, puede venir bien al gobierno para que una polémica estéril robe los focos a los temas de verdadero interés.
Si hay algo de lo que no cabe duda, es que todos somos hijos de nuestra madre, por lo que lo lógico sería que siguiéramos la política que rige el tema en Portugal. Suele utilizarse el sambenito de: "Esto ya se hace en otros países europeos...bla bla bla" para colar decisiones que empeoran la situación objetiva de los contribuyentes (que a eso llegamos a fuerza de no ser ciudadanos); parece que Portugal es menos europeo entonces en nuestra consideración a la hora de las imitaciones.
Podría aventurar incluso, que en algunas parejas, la toma de esa decisión pudiera generar conflictos que se saldaran por la imposición de una de las partes al tener opción de ello.
Así como por decreto se congelan las pensiones y disminuyen los salarios, bien podría El Estado dirimir sobre esta cuestión sin quebrar más que una antigua convención arbitraria.

domingo, 19 de septiembre de 2010

Los gitanos euskaldunes

Parece de chiste, son incapaces de pensar en otra cosa que no sea sacar provecho sin hacer la menor autocrítica o pensar en la remota posibilidad de cambiar esa actitud que les ha llevado al desprecio de la mayoría. Como aquí ya no engañan a nadie, ni a los amiguetes, se han ido a buscar apoyo entre los incautos y la gauche caviar de Europa, que no conocen el percal y pudieran llegar a contemplarlos con benevolencia. Obsesionados con colocar a los abertzales en las próximas elecciones, se les ha abierto el cielo al ver la polémica actual que generan los parásitos del este e intentan ganar en despachos lejanos, lo que han terminado perdiendo donde medran, por su inquebrantable actitud de mafiosos autistas. Podía llegar a entenderse su existencia en vida del otro autista, el facha y criminal llamado Francisco Franco, al no haber resquicio democrático para las reivindicaciones de los euskaldunes, y hasta en la transición, para seguir presionando y mantener viva la necesidad de la consolidación de la democracia. Hace ya décadas que sobran, y la tan conocida cabezadurez de los vascuences de izquierdas, les dio la cobertura necesaria para seguir causando dolor a España entera, y hasta perjuicios económicos a aquellos a los que hipotéticamente defendía. Crueles, burdos e injustos, no se cortaron un pelo en asesinar a los que dentro se su mundo, se permitieron dudar de la obsoleta lucha armada en Europa occidental. Seguramente aparecerán voces comprensivas de los que escuchan llover pero no saben donde y los que no tienen cerebro para evaluar la situación histórica en la que viven. Hay que darles el mismo firme mensaje que a los Rom de los países de la Europa Oriental, que no hay lugar para los que no se integran, y siguen negándose a entender que son una minoría y no tienen ningún derecho a imponer sus tesis, negándose a la lógica integración mínima que exige la vida en común.

viernes, 26 de febrero de 2010

Recurrencias

En cualquier noche estrellada, a las afueras de la ciudad, podemos sentir esa sensación de pequeñez tan recurrente en tales circunstancias. Muchos se ponen filosóficos, y los más informados, pretenden impresionarnos con el dato de que, probablemente, esa estrella tan brillante que vemos, se haya extinguido hace siglos. Inevitablemente surge la elucubración pro alienígenas; no tendría sentido tanto espacio para cuatro gatos como somos. También yo sostuve esa teoría, como quien echa mano de una lógica irrefutable para saldar una cuestión.
Seguramente hay vida por ahí fuera, y hay quien dice que inteligente, que por eso no se ponen en contacto con nosotros, y nos eluden como quien esquiva a un vecino patoso; sin embargo, a mí no me queda tan claro que así sea. La vida es muchas cosas, y pretender hacer una escala con nosotros como patrón de medida, es cuando menos pretensioso. Valemos tanto como un paramecio, aunque nos empeñemos en nuestro origen divino, y somos tan vulnerables como él ante el enemigo apropiado. Creemos ser superiores porque hemos llegado al patio trasero de nuestro planeta para montar un telescopio, y elaboramos teorías que tarde o temprano, llegarán a verse afectadas por una de las sentencias preferidas de mi madre cuando descalificaba a una persona o creencia: "Tiene más tonterías que libro viejo". Hace unos minutos, Atlas sostenía al mundo sobre sus espaldas, y hace un segundo la antimateria nos acecha armada de positrones. Usamos estos argumentos para no decir: ¡No tengo ni pajolera idea!. Toda la sabiduría de la humanidad cabe en unos cuantos circuitos integrados, y si bien nos parece que hemos alcanzado altas cotas, seguimos siendo polvo de estrellas.