sábado, 13 de junio de 2009

Soluciones brillantes

No se ha exprimido mucho las neuronas el gobierno de España para la obtención de recursos extra.
Gravar los carburantes y el tabaco, pudiera, en una lejanísima instancia, entenderse como una medida esencial para la mejora del sistema respiratorio de la población. Teniendo en cuenta la aparente urgencia en la captación de recursos y la impunidad con que se llevan a cabo, me permitiré dar algunas ideas para cuando las cosas empeoren:
1)Un oportuno canon sobre los preservativos y el pan, contribuiría al desarrollo de un misticismo sobrevenido en los mundanos habitantes de la península; de esta forma, en sus revelaciones, los forzados fakires hispanos podrían vislumbrar la insondable idoneidad de la medida en la mejora de la sanidad pública.
2) Un facilón impuesto a la electricidad, el agua y el gas obraría maravillas en la percepción de la necesidad de un consumo responsable de las energías no renovables; con los recursos obtenidos, podría ayudarse a los bancos, o eliminar los impopulares impuestos a las grandes fortunas, al tiempo que se garantizaría un aire más limpio... ¡Uy, me lo apunto para más adelante!

3)Un gravamen único (normal) a las defunciones, podría ir recuperando los gastos últimos en sanidad de los usuarios, con los que se apuntalarían los gastos de representación, dietas y mangoneos de la clase política, que no está acostumbrada a las estrecheces impuestas por la austeridad gubernamental en épocas de crisis.

Tengo más ideas, pero con este avance, podrá el gobierno del pueblo ir tirando, al menos hasta que pierdan las próximas elecciones y se quiten de una tarea que al parecer, les va demasiado grande.

3 comentarios:

tequila dijo...

Buenas Al:
soluciones brillantes... SOS?
Como sus ideas están "muy" en sintonía con las del gobierno y dadas las vacantes que inminentemente se van a producir, le comunico que he cursado propuesta para que se le abra un Nuevo Ministerio o en su defecto se le nombre "miembro" del Comité de sabios.

De sus propuestas me quedo con la tercera, siempre y cuando se pueda decidir a quién se carga la carga... menuda broma final!!

Tormento dijo...

Querido Al... desde que subieron el tabaco y el carburante estoy acatarrada y mocosa. Creo que lo que me gasto en sanidad ahora triplica lo que me gastaba antes en tabaco... no sé...

De todos modos, mientras no graven el sentido del humor y la gotita de sulfúrico en el lagrimal para ver la vida con aire corrosivo, creo que usted queda a salvo.

Como siempre, magistral, jefe.
Un beso.

rosward dijo...

mmmm mmm como te diria? ¿ahí acaba tu visión de los problemas?

Las soluciones quizá sea lo de menos