sábado, 30 de mayo de 2009

Perdidos en el espacio (Schengen)


Como un chucho en la cara oscura de la luna, así se me antoja la posición del cura Cañizares y su imprudente valedor, el cansino Mayor Oreja. Ser desubicado es ya bastante grave como para agregarle además la contumacia. En vez de lamentar sin más el apadrinar y esconder a degenerados, tienen el tupé de decir: "Y tu más", en relación a la ley del aborto, una triste realidad que debe ser regulada. Creo que no saben calcular las consecuencias de sus salidas de tono, creen que todo les será admitido por sus acólitos y feligreses, pero me temo que no será así.
Yo no tenía pensado votar el 7 J y esas declaraciones me han impulsado a votar al PSOE, al que prometí no votar nunca, después del famoso: "OTAN, de entrada no". Sí, yo tengo mis principios, pero si me tocan las fibras sensibles..., tengo otros, como dijo Groucho Marx. Tiempo habrá de criticar a los socialdemócratas que sin rubor se autotitulan socialistas y actúan como liberales descafeinados; de momento intento que se note que despreciamos a quienes nos desprecian, a quienes van sobrados pensando que les basta con su parroquia de seres que no piensan.
Habrá que tenerlo también en cuenta a la hora de hacer la declaración de la renta, y en lugar de poner una X en la casilla de de la Iglesia Catódica, deberíamos poner dos rombos, porque son un pésimo ejemplo para cualquiera, además de comprensivos con los pedófilos cuando llevan sotana.